RELATOS BREVES

LA PRISIÓN DEL ODIO

Dos hombres habían compartido injusta prisión
durante largo tiempo en donde recibieron todo tipo de maltratos y humillaciones.
Una vez libres, volvieron a verse años después.

Uno de ellos preguntó al otro:

-¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros?

-No, gracias a Dios ya lo olvidé todo -contestó-.
¿y tú?

-Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas
-respondió el otro.

Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo:

-Lo siento por ti. Si eso es así, significa que aún
te tienen preso.

———————————————————-

LA MAGNITUD DEL PROBLEMA

Un monje le dijo una mañana a su maestro que tenía
un problema que deseaba comentar con él, y éste le contestó
que esperase hasta la noche.

Llegada la hora de dormir, el maestro se dirigió a todos
los discípulos preguntando:

-¿Dónde está el monje que tenía
un problema? ¡Que salga aquí ahora!

El joven, lleno de vergüenza, dio un paso al frente.

-Aquí hay un monje que ha aguantado un problema desde
la mañana hasta la noche y no se ha preocupado en resolverlo. Si tu problema
hubiese consistido en que tenías la cabeza debajo del agua, no habrías
aguantado más de un minuto con él.

¿Qué clase de problema es ese que eres capaz de
soportarlo durante horas? -preguntó el maestro.

——————————————————————————–

EL CIELO Y EL INFIERNO

Un samurai se dirigió a un monje sabio:

“Por favor, maestro, enséñame qué son el cielo y el infierno”.

Éste le contestó: “No pienso enseñarle nada a un tipo ignorante y tonto como tú”.

Ante esta ofensa el samurai desenvainó furioso su
espada para atacar, lleno de ira, al sabio. El monje le detuvo: “¿Ves?,
eso es el infierno”.

Conmovido, el samurai dejó caer su espada y dijo:
“Te agradezco, señor, tu lección”. El sabio le contestó: “¿Ves?, eso es
el cielo”.

————————————————————————————

LAS TRES COLADERAS

El siguiente diálogo nos habla de la filosofía práctica socrática.

-¡Escucha, Sócrates, tengo que contarte algo…!
-¡Un momento, amigo! ¿Has colado lo que quieres decirme por las tres coladeras?
-¿Tres coladeras?, no te entiendo…
-Vamos a ver… La primera coladera es la verdad. ¿Has comprobado que lo que me vas a decir es verdad?
-No, yo lo escuché contar y…
-Quizás lo puedas pasar por la segunda coladera, la de la bondad. Lo que me quieres contar, ¿es bueno?
-No, por el contrario…
-Entonces, vamos a ver si por lo menos es necesario…
-Necesario no es, precisamente.
-Entonces, amigo, si lo que me quieres contar no es ni verdadero, ni
bueno, ni necesario, no me lo cuentes y no te hagas problemas tú ni me
los hagas a mí con ello.

Anuncios

Acerca de Mainds

Mainds® es un pseudónimo y la firma personal de una actividad en rotulación a pincel (sign painting), dibujo publicitario y diseño gráfico que desarrollé durante mas de 10 años. Desde el 2006 escribo sobre temas que me inquietan y me interesan.
Esta entrada fue publicada en Despertar, RESCATE FILOSOFICO. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s